SUSTRATO EN LA HUERTA

Cuando cultivamos en espacios reducidos, generalmente lo hacemos en recipientes, como jardineras, macetas, mesas de cultivo o cualquier otro recipiente  que nos parezca adecuado para albergar nuestra planta y además hermosear nuestro espacio. La elección de uno u otro dependerá de la inversión que queramos hacer, el espacio del que disponemos y del uso que le queramos dar.

El sustrato o "tierra" es el medio donde se desarrollan las raíces de las plantas. de él absorberá los nutrientes, por lo tanto es un punto fundamental para tener un huerto sano.  Cuando cultivamos en maceta, no se recomienda el uso de tierra de nuestro jardín, ya que por una parte nuestras macetas quedarán mucho más pesadas, lo que dificultará su manipulación y por otra, debido a la densidad de la tierra es probable que ésta se compacte con facilidad.

 

¿Cuáles son las características de un buen sustrato?:

Ser ligero, para permitirnos su manejo con facilidad y no sobrecargar nuestros balcones o terrazas.

Tener una adecuada porosidad que permita una buena aireación y retención de humedad con lo que se crea una reserva de agua en el sustrato a disposición de las raíces.

Retener nutrientes fundamentales para nuestro cultivo.

 

Lo más recomendable es usar un sustrato orgánico como el compost, que además actuará como abono e irá liberando los nutrientes de una forma progresivaendo, lo cual permite que el sustrato disponga de nutrientes por tiempo prolongado.

En el comercio hoy podemos encontrar sustratos como la perlita y la vermiculita,  que si bien no aportan muchos nutrientes poseen las características de ligereza, aireación y retención de humedad. Al combinarlos con el compost lograremos un sustrato equilibrado en nutrientes y con buenas condiciones estructurales.

perlita.jpg

Perlita

Vermiculita-expandida.jpg

Vermiculita